¿CÓMO EVITAR Y CORREGIR EL ESTREÑIMIENTO?

¿CÓMO EVITAR Y CORREGIR EL ESTREÑIMIENTO?

El estreñimiento es uno de los problemas más graves que podemos tener debido a que nos quedamos sin agua en el intestino, pasando ésta a la sangre y provocándonos una grave intoxicación de nuestro organismo.

Manos de mujer formando un corazón sobre su tripa
Agua, fibra y deporte, las claves para evitar el estreñimiento

LA CLAVE ESTÁ EN LA ALIMENTACIÓN

Durante la Edad Media, en China, los condenados a muerte eran puestos a dieta, una dieta a base de carne, ya que ésta, al no contener fibra, iba a producir un severo estreñimiento en ellos que los llevaría a la muerte.

Sabiendo esto, ¿qué alimentos nos van a producir estreñimiento? Fundamentalmente, los productos de origen animal y los productos refinados. A esta lista debemos añadir los azúcares o las bebidas refrescantes artificiales, así como el tabaco y el alcohol.

Cuando hablamos de productos de origen animal, no hablamos únicamente de la carne, también estamos hablando de los lácteos y de todos sus derivados, como el queso, los yogures, las natillas o los flanes, entre otros. Esto es debido, a que independientemente del tipo de leche, ya sea de vaca, de cabra o de oveja, no contiene fibra.

Por otra parte, actualmente tendemos a consumir demasiados productos refinados como el pan o la bollería industrial, que, al no tener fibra, nos van a producir estreñimiento, además de irritar nuestro intestino, el esófago, el páncreas y otras zonas de nuestro organismo.

El café, tampoco tiene fibra, no obstante, habréis escuchado a ciertas personas asegurar que les viene muy bien para ir al baño inmediatamente tras su ingesta… la explicación a esta afirmación es muy sencilla, el café actúa como un veneno en el organismo y provoca diarrea en el intestino para eliminarlo. También produce intoxicación a nivel intestinal y general al pasar a la sangre.

LA IMPORTANCIA DEL AGUA

Si queremos tener unas correctas digestiones y prevenir el estreñimiento, tan importante es la fibra, como lo es el agua. El agua es vital para todo, tanto, que nuestro organismo está compuesto por un 70% de agua, es decir, somos agua, vivimos gracias al agua, y, por lo tanto, la necesitamos imperiosamente. Pese a ello, hoy día es muy común ver cómo muchas personas no beben una cantidad de agua suficiente, que derivará en posteriores problemas de salud.

Es muy sencillo saber si estamos padeciendo deshidratación; los síntomas son claros: dolores de cabeza, malestar general, subidas y bajadas de tensión, problemas mentales, problemas para dormir, problemas con la vista, dolores musculares y articulares, malas digestiones, problemas en los riñones y en el hígado, infecciones, etc.

Gota de agua cayendo en un vaso y salpicando
El agua es tan importante como la fibra para prevenir el estreñimiento

El agua en sí misma, no es un nutriente, pero nos ayuda a eliminar toxinas, limpiando, lavando y arrastrando la suciedad de nuestro organismo. Uno de los órganos de eliminación de nuestro cuerpo y que necesita un suministro óptimo de agua son los riñones; sin ellos, no se podría filtrar la sangre y nos intoxicaríamos.

En resumen: no beber una cantidad adecuada de agua dificultará la eliminación de sustancias de desecho en nuestro cuerpo y generará graves problemas para nuestra salud.

EJERCICIO FÍSICO PARA MEJORAR EL TRÁNSITO INTESTINAL

Siempre dentro de nuestras posibilidades, hacer ejercicio como caminar, nadar, estirar nuestro cuerpo o montar en bicicleta, por poner unos ejemplos, nos va a ayudar a tener un mejor tránsito intestinal; pero no solo por ese motivo el deporte es muy importante, también lo es para todos los músculos que se encuentran en nuestro cuerpo. Y es que cuando ejercitamos nuestro cuerpo, contribuimos a mantenerlos en forma, previendo que se atrofien.

Esto incluye a nuestras venas, arterias e intestinos, que también están formados por capas musculares y que también necesitan ejercitarse para no sufrir problemas.

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

Nuestro intestino funciona gracias a billones de microorganismos, que es lo que llamamos flora bacteriana, flora intestinal o microbiota.

Las bacterias, bífidus, probióticos, prebióticos, forman parte de la flora intestinal que protege al intestino y forma parte a su vez de nuestro sistema inmune. Además de ayudarnos a hacer la digestión, hace que los nutrientes pasen a la sangre.

Pero por sí solos, no pueden separar los alimentos buenos de los que no lo son. Cuando introducimos alimentos de mala calidad a nuestro organismo, las toxinas van a entrar en nuestra sangre y van a dañarnos. Por esto es muy importante mantener en forma a nuestra flora bacteriana.

¿Qué es lo que más daña a nuestra flora bacteriana? Los antibióticos.

El antibiótico mata bacterias, lo que provoca desajustes o desequilibrios en nuestra flora intestinal, al dañar también nuestras bacterias buenas además de las malas. En los mismos prospectos indican: “Tomar antibióticos puede producir candidiasis, desarreglos o daños en el intestino como diarreas, estreñimiento…”

Si se tienen problemas intestinales, como el estreñimiento, es muy probable que el problema se originara por algún antibiótico, antidepresivo, corticoide, anticonceptivo, radiación o radioterapia.

Es muy importante para nuestra vida y para nuestro cuerpo tener un intestino en buenas condiciones, es decir, tener nuestra flora bacteriana en un estado óptimo, equilibrado. Si no lo hacemos así, vamos a tener muchos problemas de salud. Los problemas intestinales van a provocar desajustes en tu organismo a nivel general. Con toda esta información, podemos concluir que una buena alimentación, junto a un consumo adecuado de agua, algún complemento probiótico y la práctica de ejercicio físico saludable, contribuirán a mantener la flora intestinal en buenas condiciones, lo que, a su vez, nos llevará a tener un intestino en buenas condiciones, sin estreñimientos, sin diarreas, sin inflamaciones ni gases.

Posted by on febrero 9, 2019