Productos Fumigados vs productos ecológicos

Productos Fumigados vs productos ecológicos

Con el objetivo de conseguir alimentos más naturales, sanos y nutritivos, la agricultura ecológica aprovecha los recursos naturales para combatir plagas o mantener o aumentar la fertilidad del suelo sin recurrir a productos químicos como fertilizantes, plaguicidas o antibióticos, logrando una mayor sostenibilidad del medioambiente y causando un mínimo impacto sobre el mismo.

Chica eligiendo frutas y verduras en el mercado
Los productos fumigados que consumimos diariamente nos envenenan poco a poco

A diferencia de lo que ocurría hace cincuenta años, en la actualidad la alimentación se divide en ecológica y agroquímica. Siendo España el mayor productor europeo de alimentos ecológicos, con millones de hectáreas destinadas a la producción ecológica, ¿por qué la industria agroquímica insiste en asegurar que los pesticidas y herbicidas son indispensables para los cultivos?, ¿por qué no dejan de envenenar nuestros alimentos cuando hace cincuenta años toda nuestra agricultura era ecológica?

POSIBLES CAUSAS DE PORQUE SOBREVINO LA FUMIGACIÓN

¿Cuál pudo ser la causa de que comenzará la fumigación y el tratamiento químico de los cultivos? Puede que una de las posibles causas resida en el momento en el que los consumidores comenzaron a devolver las frutas y verduras que presentaban macas o manchas, o que contenían bichos. Estas devoluciones, hacían que los proveedores a su vez devolvieran a los productores los productos, lo que llevó a estos a plantear soluciones como la fumigación para evitar estos defectos y que los usuarios no se quejaran.

De esta manera se extendería un nuevo y lucrativo negocio, en el que los agricultores, por medio de los denominados productos fitosanitarios, provistos por la industria farmacéutica, obtendrían mayores beneficios, con un menor esfuerzo y dedicación.

LA GLOBALIZACIÓN, CAUSANTE DEL AUGE LOS PRODUCTOS FITOSANITARIOS

Debido a la globalización, hoy día podemos consumir productos que antiguamente ni se conocían. Son muchos los productos que son exportados e importados, para hacerlos llegar a cualquier parte del mundo. Para poder sostener este modelo, y que los alimentos lleguen en óptimas condiciones a sus destinos, estos son irradiados y tratados. Y es que, en el puerto deben esperar hasta tener el resto de la mercancía, por lo que hasta que llega al comercio y se vende, han pasado más de quince días. Es fácil comprender el motivo por el que, desde el punto de vista de las las cooperativas que exportan sus productos fuera de los países, se opera así: tienen que evitar que los millones de kilos que van a transportar se estropeen, asegurándose de que lleguen sanos y salvos.

Es precisamente por esto que la agricultura ecológica busca recuperar el consumo de productos locales, de productos cercanos al cliente final, de forma que todos estos tratamientos químicos se eviten; es decir, que, si en Chinchón hay una cooperativa ecológica, donde estén recolectando ajos un día, a la mañana siguiente ya estén a disposición de los consumidores en Madrid para su consumo ese mismo día. De esto trata la agricultura ecológica.

Por proximidad, este método podría extenderse a ciudades y países cercanos, ya que hoy en día, con medios de transporte como el tren, es muy factible, algo que antes no sé podía llevar a cabo por que los medios no eran tan avanzados como en la actualidad. Esto ya se hace con las flores de Holanda, con algunas especies que su durabilidad es tan efímera que tan solo dura un día, por lo que se transportan en avión, para que lleguen a su destino ese mismo día.

LOS PRODUCTOS ECOLOGICOS SE VUELVEN A RECUPERAR

Como ya hemos comentado, a diferencia del producto ecológico, todo lo que es químico o transgénico no es real; el producto ecológico es natural, es la alimentación que teníamos hace muchísimos años, donde no rociaban los cultivos con químicos, sino que se trabajaban con mucha dedicación y esfuerzo.

Cesta de alimentos ecológicos, con una etiqueta que indica Bio.
Poco a poco los productos ecológicos vuelven a tomar fuerza en nuestro país

Afortunadamente se está volviendo recuperar este tipo de agricultura. Podemos encontrar un buen ejemplo de esto en el centro de Madrid, en el Mercado de la Paz, entre Lagasca y Claudio Coello en la zona de Hermosilla, donde hay dos supermercados ecológicos, uno se llama “Veritas”, y el otro “Biobon”; estos dos centros ecológicos venden productos naturales y de una altísima calidad y a un precio menor que otros productos fumigados y tratados que se venden el mismo Mercado de la Paz, lo que desmiente el mito de que los productos ecológicos son más caros.

En cualquier caso, si no se tiene acceso a supermercados como los que acabamos de mencionar, nuestra recomendación es acudir a grandes superficies como Aldi, Lidl o Carrefour, donde poco a poco van incorporando un buen número de productos ecológicos a su oferta. De hecho, podemos acreditar de primera mano que en Carrefour la presencia de productos ecológicos irá en aumento, dado que la presidenta de esta cadena es cliente nuestro, y así nos lo aseguró hace algunos años.

Posted by on mayo 15, 2019