DROGAS Y TÓXICOS: ¿CÓMO AFECTAN A TU ORGANISMO?

DROGAS Y TÓXICOS: ¿CÓMO AFECTAN A TU ORGANISMO?

Según avanzamos en edad nos volvemos irracionales, introspectivos, compulsivos al comunicar y deficientes intelectualmente… Todo esto no se debe al envejecimiento en sí mismo, sino que es debido a la acumulación de toxinas en el organismo. Basta con fijarnos en culturas antiguas o en sociedades más naturalistas, para darnos cuenta de que las personas más sabias son precisamente las más ancianas, quienes eran referentes para su gente.

Concepto gráfico de cómo los medicamentos y los psicofármacos afectan a nuestra salud.
En la actualidad estamos tan medicados, que cuando llegamos a nuestra vejez, no tenemos la lucidez que se tenía en la antigüedad.

En las culturas antiguas, mientras que los jóvenes eran más proclives a reacciones directas y poco reflexionadas, las personas mayores eran las encargadas de dirigir, aconsejar y reconfortar a los miembros de sus tribus o pueblos. En muchos casos, se trataban de “consejos de ancianos”, que tomaban las decisiones más importantes con la cabeza y la mente claras, y con la experiencia que les habían dado sus años de vida.

Esto era algo habitual en la antigüedad, sin embargo, en la actualidad no es así, debido fundamentalmente a la acumulación de tóxicos en el organismo de las personas. Esta intoxicación que sufren las personas hoy día a causa de la mala alimentación, de la contaminación o del excesivo uso de medicamentos, entre otras, deriva en un deterioro cognitivo, físico, mental y emocional, lo que provoca que muchos ancianos ya no se encuentren en disposición de ser quienes orienten correctamente a los más jóvenes.

LA TOXICIDAD DEJA HUELLA

El consumo de alcohol, de drogas, de pastillas psiquiátricas o incluso de medicamentos, a medio plazo va a provocar que en nuestro organismo se acumulen gran cantidad de tóxicos que nos van a ir deteriorando física y mentalmente. Pero no solamente hay tóxicos en estas sustancias, sino que, aunque muchas personas no lo saben o no lo quieren creer, la propia alimentación genera toxicidad en nuestro cuerpo.

No nos referimos únicamente a los aditivos, colorantes, conservantes, pesticidas y transgénicos; los propios alimentos que ingerimos generan tóxicos, pero, si además sumamos a la ecuación las erróneas mezclas que hacemos a la hora de comer, el resultado se agrava: la mezcla de productos de origen animal con harinas, con gluten, con caseína, etc. Todo esto nos va obstruyendo, desembocando en una gran variedad de problemas de salud.

CUIDADO CON ABUSAR DE LOS MEDICAMENTOS

Es muy habitual ver personas que, al primer síntoma de malestar, toman medicamentos. No son pocos los casos en los que se hace sin siquiera tener una prescripción médica. ¿Tienen agujetas? se toman un antiinflamatorio; ¿tienen dolores musculares? se toman un Lexatin… La automedicación es uno de los principales problemas que encontramos en nuestra sociedad y recurrir a los medicamentos a las primeras de cambio es un gravísimo error.

No parece que seamos conscientes de los efectos secundarios que producen dichos medicamentos. Lo primero sería preguntarnos: ¿por qué un medicamento tiene efectos secundarios? Muy simple, porque se trata de una sustancia con un alto grado de incompatibilidad con nuestro organismo, por lo que acaba resultando ser tóxica para nuestro cuerpo.

VENENOS, DROGAS Y PSICOFÁRMACOS

Un veneno no es otra cosa que una sustancia toxica, y es que veneno y tóxico son sinónimos. Es una sustancia natural o artificial que es incompatible con la bioquímica de la especie que lo toma. Además, existen sustancias que pueden ser compatibles con algunas especies y que sin embargo funcionan como veneno para otras.

Por otra parte, encontramos las drogas, que no dejan de ser venenos. Lo que hace que una sustancia venenosa o toxica se pueda catalogar en la categoría de droga, es su potencial para influir en los sistemas de control mental y del sistema nervioso del organismo.

Cuanto mas manipulada esté una sustancia, más incompatible con la bioquímica natural del cuerpo humano será. Esto es de lógica, pero podemos poner un ejemplo: no es lo mismo la hoja de coca que se utiliza en Perú para que las personas soporten la presión provocada por la gran altura, que la cocaína, que es producida y manipulada por el hombre.

Finalmente, nos encontramos con los medicamentos psiquiátricos o psicofármacos. Estos también son drogas que la gente toma por recomendación de médicos y demás especialistas, ya que les dicen que eso les va a equilibrar. Aquí reside el problema: las drogas nunca equilibran, únicamente alteran y perjudican a nuestro organismo.

Las drogas psiquiátricas, tienen unos efectos secundarios que incluso pueden inducir al suicidio o a la violencia. En España hace cuarenta años había un suicidio al mes, y esto se decía a bombo y platillo en la televisión y en los periódicos. Actualmente se suicidan 10 personas diarias, lo que supone unas 3.660 personas al año; este dato se oculta en los medios de comunicación. Es demencial la cantidad de personas que estaban tomando pastillas psiquiátricas y que con el tiempo acaban suicidándose o realizando algún acto violento contra otros.

HAY QUE MANTENERSE SANO

¿Qué debemos hacer para mantenernos sanos?

  1. Llevar una alimentación saludable: cuando a una persona le enseñas a alimentarse correctamente, mejora tanto a nivel físico como mental. Igualmente ocurre cuando se desintoxica, la persona mejora física y mentalmente.
  2. Realizar actividad física diaria: es muy importante moverse, oxigenarse, ejercitarse, relajarse, salir al campo, reunirse con amigos, divertirse… todo lo que nos aporte alegría y optimismo, sumado a una actividad física.
  3. Tomar nutracéuticos: esto nos va a ayudar a cubrir las carencias nutricionales que podamos tener. Con los complementos alimenticios, vamos a reponer esas carencias: vitamina C, selenio, molibdeno, potasio, zinc, etc.

Con este artículo pretendemos mostrar cómo los tóxicos afectan a nuestro organismo y explicar que la mayoría de los problemas de salud que padecemos en la actualidad, están causados por lo que comemos, bebemos y respiramos; por las cremas, pastas de dientes, tintes, esmaltes y maquillajes que empleamos diariamente en nuestro cuerpo; por la contaminación; y por la propia alimentación, que está afectando a las personas, al causar los problemas de salud que “otros” llaman enfermedades…

Posted by on octubre 27, 2019