BENEFICIOS DE LAS ALGAS PARA LA SALUD

BENEFICIOS DE LAS ALGAS PARA LA SALUD

Existen una gran variedad de algas, clasificadas por ser de agua dulce como las algas Chlorella, espirulina o apha; y de mar, como las algas nori, wakame, ulmaria o fucus, entre otras. Todas ellas proporcionan un sinfín de nutrientes y de principios activos hasta ahora desconocidos.

Cuenco de algas para consumo
Las algas son un alimento que aportan un gran número de nutrientes y minerales

Las algas no están integradas en el mundo de las plantas, sino que son unos seres vivos diferentes y por eso se les denomina algas. Con las nuevas investigaciones y avances que se han realizado, hemos podido desentrañar de qué están compuestas permitiendo que se conozcan la gran cantidad de principios activos y de nutrientes que contienen.

Las algas crecen por todo el planeta y presentan una gran riqueza de formas y colores. En general, dependiendo de la variedad, las algas son una gran fuente de proteína, fibra, vitaminas y antioxidantes.

En Oriente, concretamente en Japón, son utilizadas desde hace mucho tiempo e incluso los soldados o samuráis las utilizaban como una fuente de alimento y de energía, además de por el alto valor espiritual que les atribuían.

Existen tipos de alga como la denominada “musgo de Irlanda” que es muy valiosa por su gran aporte de fibra, lo que la convierte en una variedad especialmente útil para mantener limpio el intestino, previniendo de este modo posibles problemas circulatorios.

Otro de los aportes estrella de las algas es el yodo, que es imprescindible para el metabolismo energético de las células y muy recomendado para prevenir el hipotiroidismo, un problema bastante común hoy en día precisamente por la falta de yodo que se da por culpa de la mala alimentación y de las extrañas mezclas de alimentos que actualmente se llevan a cabo.

Esta falta de yodo también es debida al modo en el que se están cultivando las verduras y los vegetales que consumimos. Hoy en día en los invernaderos se están empleando unas técnicas de cultivo con las que se están generando continuamente las mismas plantas y dando lugar a varias cosechas al año, provocando que las plantas sufran carencias nutricionales que derivan en una clara falta de determinados minerales, que posteriormente el consumidor también va a padecer.

Es por ello por lo que decimos que las algas son un gran alimento para combatir este problema, ya que aparte del yodo, nos van a proporcionar esos minerales, nutrientes y vitaminas que se están perdiendo como por ejemplo el fósforo, el hierro o la cobalamina.

Cabe destacar que además de los motivos ya mencionados, las algas también son muy recomendadas para mantener unos huesos y dientes sanos, así como unas grandes aliadas para realizar buenas digestiones.

RECOMENDACIONES PARA SU CONSUMO

Las algas son sanas, deliciosas y unas grandes aliadas en la cocina por su sabor y su fácil conservación debido a que se pueden desecar y guardar o almacenar en lugar seco. Aportan poca grasa, muchos minerales, fibra, antioxidantes y proteínas de alta calidad.

Aunque se pueden consumir de diferentes maneras, lo más recomendable es tomarlas crudas ya que de ese modo no se alteran ni sus propiedades ni sus nutrientes.

Otro aspecto muy interesante que tienen las algas es que se pueden consumir diferentes variedades juntas sin temor a que al mezclaras sus propiedades se vean alteradas. Nuestra recomendación es que, si no has probado las algas, lo vayas haciendo poco a poco, empezando por hidratarlas para ver si te gustan o no. Si no te terminan de convencer, siempre puedes recurrir a cortarlas en trozos pequeños y añadirlas en ensaladas o en sopas para disimular su sabor y su textura.

Posted by on febrero 5, 2020