EL MEJOR SUSTITUTIVO DEL CAFÉ AL LEVANTARSE POR LA MAÑANA

EL MEJOR SUSTITUTIVO DEL CAFÉ AL LEVANTARSE POR LA MAÑANA

Son muchas las personas que lo primero que hacen nada más levantarse es prepararse un café. Como ya hemos visto en otras ocasiones en este blog, el café es un excitante que produce una falsa energía, algo que muchas personas no saben… Para obtener energía de verdad y que no desgaste el organismo, existe una alternativa verdaderamente eficaz: el agua con sal y limón.

El agua con sal y limón es una alternativa muy saludable al café.

El agua con sal y limón se trata de una bebida depurativa, que ayuda a eliminar el “moco toxico” que se acumula en la boca, en el estómago y en el intestino. Pero sus efectos beneficiosos no acaban ahí, ya que también contribuye en la limpieza del sistema circulatorio y linfático de nuestro cuerpo.

Igualmente nos va a ayudar a cauterizar heridas, y también con algunos microorganismos, parásitos o patógenos que podemos tener en la boca, en el esófago, en el estómago o en el intestino.

Lo mejor es la sencillez con la que se prepara, ya que se trata de agua, limón y sal. A ser posible, recomendamos utilizar sal marina, sal del Himalaya o cualquier tipo de sal que sea integral o natural. Podríamos utilizar también el agua de mar, pero no todo el mundo tiene acceso a ella.

A continuación, vamos a hablar un poco de cada uno de los elementos necesarios para preparar esta sencilla bebida.

AGUA

El agua no solo sirve para el transporte de barcos o para la vida de otras especies marinas, sino que también nos ayuda en nuestros procesos de nutrición, hidratación, desintoxicación y eliminación de tóxicos.

Hay que recordar que el agua está formada por dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno (H2O) Cuando respiramos estamos inhalando hidrógeno y oxígeno entre otros elementos, y cuando expiramos, estamos expulsando agua. Podemos hacer la prueba acercándonos a una ventana y expirar sobre el cristal para notar como se empaña por la acción del “vaho”, que no es otra cosa que agua.

Estamos eliminando agua constantemente, y esto nos puede llevar a deshidratarnos sin que nos demos cuenta. Por lo tanto, el agua es el elemento clave y fundamental para la vida.

SAL

Para entender la importancia de la sal en la vida basta con remontarse a la antigua Roma, donde los soldados romanos parte de lo que percibían como “salario” era en forma de sal. La sal les daba la energía; sin ella se quedaban sin energía, por lo que era fundamental para su supervivencia, ya que, sin esa sal estarían debilitados.

Esta energía que aporta la sal es gracias la treintena de minerales que puede llegar a aportar dependiendo del tipo de sal y de su procedencia.

Con estos datos en la mano, ¿qué podemos aprender al comparar el agua con sal y el agua con café? Es sencillo: el café contiene cafeína y otros componentes que son excitantes y que actúan como una droga, mientras que el agua con sal nos va a aportar energía verdadera por medio de los minerales que contiene.

Cuando nos levantamos por la mañana, nuestro organismo a nivel muscular y mental necesita reponer la energía que ha gastado en los procesos de eliminación y reconstrucción que se llevan a cabo mientras dormimos. La gente recurre al café porque creen que obtienen energía, pero en realidad es una sensación artificial. En cambio, cuando tomamos agua con sal estamos reponiendo esos minerales que se han perdido por la noche en esos procesos.

Para entender completamente esto, tan solo hay que comprobar como el sudor que producimos cuando hacemos ejercicio es salado, ¿por qué?, porque lleva agua y minerales que estamos perdiendo y que luego hay que reponer. El problema es que casi siempre nos olvidamos de hacerlo, y después de hacer ejercicio tendemos a tomar agua por sí sola, sin reparar en que también deberíamos tomar sal para recuperar los minerales perdidos durante la actividad física.

Por lo tanto, por la mañana tomamos los minerales, que contiene la sal, y debido a ello vamos a cortar el ayuno que se ha producido por la noche, pero de una forma más natural y tranquila. Esos minerales se van a absorber o asimilar, como nutrientes para las células y van a proporcionarles una energía de verdad.

Tenemos el agua con la sal, y debemos saber que la sal, cauteriza, desinfecta. Por lo que, si tomamos un sorbo de agua con sal, y nos enjuagamos la boca, hará un efecto de cauterización de pequeñas heriditas que tengamos en ella, o en las encías. Y no solamente en la boca, sino que al tragarla también nos va a ayudar a cauterizar cualquier micro herida que tengamos en el tubo digestivo, y también nos va a ayudar con microorganismos que puedan ser patógenos.

LIMÓN

Ya hemos visto lo bueno que es para el organismo tomar agua con sal, pero si también añadimos limón o lima, obtendremos vitamina C, bioflavonoides, antioxidantes y otros minerales.

Además de esto, hay que tener en cuenta que una de las funciones del limón es la de disolver moco. Este moco, ya sea en la boca, en el estómago o en el intestino, es producido para defenderse de la irritación provocada por los tóxicos de las putrefacciones de los alimentos o de cualquier otro tóxico.

¿CÓMO PREPARARLO?

En un vaso con agua sería suficiente con añadir media cucharadita de sal marina o de sal del Himalaya y finalmente el limón. Respecto a las cantidades, es algo que se puede ir variando según el gusto de cada uno, por ejemplo, se puede empezar añadiendo una gota de limón y una pizquita de sal que casi no se van a notar, para ir aumentando gradualmente. Esta es una fórmula que he querido dar a conocer y explicar para que aquellos que decidan tomarla puedan ir experimentando por sí mismos los efectos tan beneficiosos y espectaculares que tiene. Tomar agua con sal y limón como parte de un desayuno saludable y natural, es algo muy positivo para nuestras células.

Posted by on diciembre 14, 2020