Ir directamente al contenido

Síguenos

ENVÍO GRATIS DESDE 120 € (ESPAÑA PENINSULAR)

CANSANCIO

Cuando dormimos estamos depurando, reparando y regenerando el cuerpo. Muchas veces nos sentimos enfermos o excesivamente cansados y una buena cura de sueño nos hace encontrarnos como nuevos al día siguiente. Así de importante es el sueño. Un buen descanso puede curar por completo un malestar o una enfermedad.

Cuando estamos durmiendo, el cuerpo realiza una serie de funciones que no realiza cuando estamos despiertos.

Por el día el cuerpo utiliza su energía para sus funciones vitales y para hacer la digestión de los alimentos que vamos consumiendo. Por la noche, que es el momento en que estamos ayunando y reposando, el cuerpo lo que hace es depurarse y regenerarse.
Esta depuración y esta regeneración solo se pueden conseguir cuando el cuerpo está en un estado de sueño profundo o moderadamente profundo. Ese es el momento en que las funciones reguladoras, depurativas y reconstituyentes son llamadas a actuar. Si estamos en reposo en la cama pero estamos despiertos, este proceso depurativo no se lleva a cabo de una manera tan efectiva porque el cuerpo no detecta la desconexión del sueño y las constantes que llevan a cabo los procesos nocturnos no se activan en la misma medida.

Es muy importante dormir las horas suficientes.

Te has preguntado por qué cuando te levantas muy temprano, o más temprano de lo habitual eres incapaz de comer nada? Esto es porque si te levantas más temprano de la hora a la que te sueles levantar, o de la hora que sería adecuada para tu cuerpo, estás aún en fase depurativa y te estás quedando “a medias”. El organismo no te está pidiendo comida porque aún está realizando las funciones depurativas del sueño. Si te levantas a una hora muy temprana para tu organismo, te vas a sentir agotado, sin energía y sin nada de hambre. Esto indica que necesitabas más descanso.


Agregar al carrito